logo
 

Deep web: la otra cara de Internet

deep web Arnold Madrid

Deep web: la otra cara de Internet

 

Hoy os traemos un post al que llevamos dando vueltas varios días. Este tema es bastante inquietante pero también muy -MUY MUY- interesante, y muchas series y películas han hecho referencias a este concepto: la deep web. Haciendo un pequeño sondeo, pudimos comprobar que muy pocas personas conocían el término, y de ese grupo, sólo una persona estaba familiarizada con el tema.

Ante esta situación, lo tuvimos claro: investigar y redactar un post, porque si hay algo que nos gusta es que aprendáis cosas nuevas. Advertimos que este tema puede llegar a herir sensibilidades, pero el saber no ocupa lugar, así que, ¿qué mínimo que enterarte de lo que se cuece al otro lado de Internet? Nunca se sabe cuándo te lo pueden preguntar en el Trivial 😉

deepweb

La deep web en líneas generales

Se podría decir que la deep web es un Internet paralelo. También se conoce como Deepnet, Hidden web o Invisible web y estos términos -profundo, oculto, oscuro…- hacen referencia a la parte de Internet que los motores de búsqueda no llegan a indexar.

Un motor de búsqueda estándar (Google, Yahoo, o Bing) indexa las páginas web que incluyen palabras claves que utilizamos al navegar. Por ejemplo: cuando buscamos “vídeos de humor”, las arañas de Google rastrean la web para localizar los resultados que coinciden con esa búsqueda. Pero ¿qué ocurre con el contenido que no consiguen encontrar? Todo este contenido no indexable por los robots de los motores de búsqueda se “sumerge” en las profundidades de Internet.

Cuando se habla de Deep web, se compara con un iceberg: en “la superficie” se encontrarían las webs que encuentran los buscadores, y en un segundo nivel se encuentran sitios y contenido un poco más “ocultos” pero fácilmente accesibles desde cualquier motor, como por ejemplo 4chan, Torrent o The Pirate Bay. Sin embargo, en la parte más oscura, profunda y oculta de Internet, “bajo el agua” si fuera un iceberg, se encuentran otros contenidos cuya accesibilidad disminuye a medida que nos sumergimos.

Pero sabiendo esto… ¿qué tipo de contenido nos podemos encontrar en la deep web? De todo. Literalmente: desde contenido de distintos gobiernos del mundo hasta foros temáticos, pasando por venta de drogas y armas y pornografía de todo tipo, mercado negro, páginas para contratar sicarios y vídeos que pueden herir muchas sensibilidades. Sin embargo, aunque parezca que en la deep web sólo vamos a encontrar contenido sórdido y oscuro, también podemos encontrar ejemplos beneficiosos como fue el caso de Wikileaks. Además, se han dado múltiples casos de policías y agentes del FBI que se infiltran en las profundidades de la deep web para desmantelar importantes casos de pederastia, secuestros, maltratos o tráfico de drogas o armas.

Conceptos básicos para navegar por la deep web

Para familiarizarnos un poco más con la deep web, tenemos que conocer y diferenciar dos conceptos: TOR y la Hidden Wiki

  • TOR (The Onion Router): si lo traducimos literalmente, hablamos de un enrutamiento de cebolla; un proyecto desarrollado en Estados Unidos para generar una red de comunicaciones en la que el intercambio de mensajes entre usuarios no revele su identidad. Es decir, un proyecto que te permite navegar de manera anónima por las profundidades de Internet. Por otro lado, que se llame cebolla no es nada random: se decidió nombrar así al proyecto porque los mensajes viajan desde el origen al destino a través de las distintas capas. Sin embargo, TOR no es un sistema infalible, cuenta con algunos puntos débiles.
  • The Hidden Wiki: se trata de una versión más ‘oscura’ de la Wikipedia. Este servicio se encuentra alojado en la deep web y funciona como un índice para acceder a ciertas páginas de dominio .onion; un pseudónimo que indica que una dirección IP anónima accedió a través de TOR.

¿Cómo acceder a la deep web?

Acceder a la deep web no tiene una dificultad destacable. Meter el pie dentro de ella es tan fácil como descargar TOR en tu ordenador para ocultar tu identidad IP. Si la deep web te despierta interés y a pesar de todas las leyendas que circulan acerca de las profundidades de Internet quieres acceder a ella, te facilitamos la guía de Geekland en la que se explica paso a paso cómo acceder a ella de manera segura 😉

¿Qué podemos encontrar en la Deep web?

Uno de los casos más conocidos fue el de Wikileaks, un sitio web sin ánimo de lucro que publica distintos informes anónimos y filtraciones de contenido sensible pero de interés para la población. El cabeza de este sitio web es Julian Assagne, que en 2006 decidió publicar las distintas “fugas” de distintos comportamientos que no eran del todo éticos por parte de los gobiernos. Los casos más destacados dentro de Wikileaks se han centrado en la actividad exterior de EEUU, sobre todo en relación con las guerras de Afganistán e Irak. Julian Assagne fue detenido y a día de hoy se encuentra residiendo en le embajada ecuatoriana de Londres. Todas estas filtraciones de interés público provenían ni más ni menos que de la deep web.

Otro de los casos más reconocidos en este entramado de enlaces sin indexar fue el del Silk Road (camino de seda). Se trató de uno de los servicios más socorridos dentro de TOR; un mercado negro que ofrecía todo tipo de productos a los usuarios que accedían a él. En 2013, Silk Road fue cerrado por el FBI y poco después volvió a resurgir para, SPOILER, volverse a cerrar. Como podéis imaginar, los productos que se vendían eran de contrabando y también ofrecían una amplia gama de drogas. Cabe destacar que los operadores de Silk Road no permitían la venta de productos destinados a dañar a otras personas.

deep web_silk road

Internet es un sitio muy profundo y muy oscuro que almacena un enorme entramado con miles de sitios que se nos escapan a la gran mayoría. Contenidos no aptos para cardiacos ni sensibles ni, desde luego, para aquellos que no tengan los conocimientos necesarios sobre Internet. Queremos aclarar que navegar por la deep web NO es ilegal, sin embargo el uso que le des a tu navegación SÍ puede tener repercusiones legales… Qué buen tema para empezar la semana, ¿verdad? 😉

Imagen Destacada | Garrett Coakley

Si te gusta este post, ¡compártelo!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
No Comments

Post A Comment